Analisis del consumidor. UMBRAL ABSOLUTO Y DIREFENCIAL

Estándar

EL UMBRAL ABSOLUTO            

  El nivel mas bajo en que un individuo puede experimentar una sensación se demonina umbral absoluto. El punto donde una persona empieza a detectar una diferencia entre algo y nada, es su umbral absoluto para dicho estimulo. En condiciones de estimulación constante, como cuando un automovilista conduce entre un corredor de anuncios, se incrementa el umbral absoluto (los sentados tienden a volverse cada vez menos sensibles). Conforme se incrementa la exposición al estimulo, este se nota cada vez menos. En el ámbito de la percepción, el termino adaptación se refiere específicamente al habituarse a ciertas sensaciones, adaptándose así a un nivel de estimulación determinado.          

La adaptación sensorial es un problema que inquieta a muchos publicistas y es el motivo por el cual regularmente buscan modificar sus campañas publicitarias, pues les preocupa que los consumidores lleguen a acostumbrarse tanto a sus anuncios impresos y sus comerciales de televisión, (que ya no los vean); es decir, que estos anuncios ya no ofrezcan un insumo sensorial suficiente, para que sean percibidos.            

 En un esfuerzo por distinguirse entre el bullicio publicitario, y asegurarse de que los consumidores noten sus anuncios, algunos mercadologos buscan incrementar en insumo sensorial, por ejemplo, apple computer compro en una ocasión todo el espacio destinado a anuncios en un numero de la revista new week, con la finalidad de asegurarse de que los lectores perciban su publicidad. De cuando en cuando algunos anunciantes alquilan todos los paneles de los autobuses de ciertas rutas para anuncios de productos, asegurándose así de que dondequiera que se siente el pasajero, estará expuesto a su anuncio.    

         EL UMBRAL DIFERENCIAL          

La mínima diferencia que es posible detectar entre dos estímulos similares se denomina umbral diferencial o diferencia apenas perceptible (J.N.D siglas de just noticeable difference). Un científico Alemán del siglo XIX llamado Ernest Weber descubrió que el  J.N.D. entre dos estímulos no es una magnitud absoluta, si no una cantidad relativa determinada por la densidad del primer estimulo. La ley de Weber, sostiene que cuanto mas fuerte es el estimulo se perciba como algo diferente. Y la segunda ley de Weber, dice que es necesaria un nivel adicional de estímulos equivalente a la J.N.D. para que la mayoría de los individuos perciban una diferencia entre el estimulo resultante y el estimulo.            

Fabricantes y mercadologos se esfuerzan por determinarla J.N.D. adecuada para los productos, considerando 2 razones muy distintas:

1.      para que los cambios negativos (como la reducción de tamaño o la calidad del producto o un incremento de precio) no sean fácilmente detectables por los consumidores por que se mantienen por debajo del  J.N.D.).

2.      para que las mejoras introducidas al producto (como perfeccionamiento actualizaciones en el envase, un mayor tamaño o un menor precio) resulten muy evidentes para los consumidores sin que ello represente derroche de recursos.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s